Cultivo de cannabis en casa: guía para principiantes

Tabla de contenidos

En este primer artículo, encontrarás información sobre el ciclo, la reproducción y los requisitos de crecimiento de la planta de cannabis. Es una descripción general del crecimiento de la marihuana, desde la semilla hasta la cosecha. ¡Actualizaremos y publicaremos contenido nuevo pronto!

Cultivar cannabis en casa no es nada difícil y es muy gratificante, pero requiere cierto conocimiento y esfuerzo.

Plantas de cannabis

Entonces, ¿por dónde empezar a cultivar cannabis? Hablemos de la planta.

Las plantas de cannabis pueden ser masculinas, femeninas o hermafroditas. Esto significa que cada planta tiene órganos reproductores masculinos o femeninos. Las plantas de cannabis femeninas producen flores o “cogollos” femeninos y, para producir semillas, necesitan ser polinizadas por una planta de cannabis masculina.

Cuando las plantas femeninas se ven privadas del polen de las plantas masculinas, producen cogollos más grandes y gordos sin semillas. Suelen llamarse “sinsemilla” (“sin semilla” en español) y es el producto más comúnmente encontrado en dispensarios, tiendas y rendimientos de cultivo casero por igual.

cogollo de cannabis curado
Cogollo de cannabis curado. PH: David Cardinez

La reproducción de la planta de Cannabis puede ser sexual o asexual.

  • Sexual: semillas
  • Asexual: clones

Plantas de Cannabis hembra

Las plantas femeninas de cannabis producen inflorescencias (conjuntos de flores pequeñas) o “cogollos”. Estos cogollos contienen la mayor concentración de cannabinoides de la planta. Por eso, muchos cultivadores ponen todo su empeño en cosechar los cogollos más grandes y resinosos.

Las plantas de cannabis generalmente comienzan a mostrar sexo con las preflores, alrededor de la semana 4-6 desde la semilla. Las flores femeninas parecen un par de pelos blancos. De hecho, los pistilos o “pelos” son las estructuras reproductivas femeninas de la planta y ahí es donde producen las semillas.

Planta de cannabis al final de la floración
Planta de cannabis – fase de floración tardía.
PH: Robert Baker

Plantas de Cannabis macho

Las plantas de cannabis macho producen flores masculinas, pero no son capaces de producir cogollos. Estas flores masculinas parecen pequeñas “bolas” o “plátanos” y contienen granos de polen, pero no tricomas. Los granos de polen contienen gametos masculinos (“células sexuales”). En pocas palabras, cuando el polen encuentra pistilos compatibles, se transfiere al óvulo, se produce la fecundación y la planta hembra comienza a producir semillas.

Preflores de cannabis femeninas y masculinas

Plantas de cannabis hermafrodita

Las plantas de cannabis son dioicas (tienen órganos sexuales masculinos y femeninos en individuos separados), pero a veces pueden producirse plantas de cannabis monoicas, y comúnmente se las llama “hermafroditas” o “hermas”. Estas plantas tienen órganos masculinos y femeninos en el mismo individuo. En realidad, existen dos tipos de plantas de cannabis monoicas:

Los“verdaderos hermafroditas” tienen órganos masculinos y femeninos pero en diferentes partes de la planta.

Las“plantas de género mixto ” tienen órganos sexuales que se asemejan a “plátanos” o “nanners”que crecen en plantas femeninas. Estos “plátanos” son en realidad sacos de polen y pueden polinizarse a sí mismos e incluso a nuestras plantas femeninas.

No se desea el hermafroditismo en los cultivos de cannabis. La mayoría de cultivadores sacan las plantas hermafroditas inmediatamente después de identificarlas.

Preflores de cannabis hermafrodita

Algunos factores que conducen al hermafroditismo son:

  • estrés vegetal
  • altas temperaturas
  • deficiencias de nutrientes
  • raíz podrida
  • filtraciones de luz en períodos de oscuridad
  • mala genética

Cómo saber si una planta de cannabis es macho o hembra

Grow with Jane App Vista de Inicio

Grow with Jane, la app para cultivadores de Cannabis hogareños

Monitorea tus actividades y plantas.

Planifica y crea recordatorios que se repiten.

Recibe consejos contextuales adaptados a tu cultivo.

Comparte tu trabajo con una comunidad de personas afines mientras aprendes cómo cultivar mejor.

Descarga Grow with Jane

Semillas de cannabis

Sexo en la plantaPeriodo de floración
Regularfotoperiódica
FeminizadaAutomática

Semillas de cannabis regulares

Cultivar semillas de cannabis regulares es una de las formas más populares y fáciles de cultivar plantas de marihuana. Es más fácil encontrar y producir semillas de cannabis regulares y, obviamente, son más baratas que las semillas feminizadas. Estas semillas pueden producir plantas macho o hembra.

Semillas de cannabis feminizadas

Muchos cultivadores compran semillas de cannabis feminizadas y comienzan sus cultivos sabiendo que sólo van a criar plantas femeninas. Lo hacen para evitar el desperdicio de recursos y tener que esperar a que las semillas regulares muestren su sexo. Las semillas de cannabis feminizadas sólo producen plantas femeninas. Pueden ser costosos, pero sabes que tus recursos (fertilizantes, luz, tierra, espacio…) se están utilizando a su máxima capacidad en plantas que desarrollarán flores de cannabis femeninas.

El cannabis es una planta anual, su período de floración está determinado por las estaciones y cuando finaliza el ciclo, la planta muere. El fotoperiodismo es una respuesta del desarrollo a los cambios de duración en los ciclos de los períodos de luz y oscuridad.

En el exterior, las plantas de cannabis brotan en primavera y crecen en fase vegetativa durante la primavera y el verano, momento en el que comienzan a florecer. Cuando llega el otoño y los días empiezan a acortarse, las plantas de cannabis dejan de crecer en tamaño y desarrollan en su lugar cogollos gordos y resinosos, en un intento de ser polinizadas.

bolsa sellada de semillas de cannabis

Semillas de cannabis fotoperiódicas

El cannabis, según su respuesta fotoperiódica, se considera una planta de día corto. Esto significa que comienza a florecer y producir cogollos en lugar de crecer en tamaño en otoño, cuando los días se acortan. Para replicar este proceso en el interior, los productores acortan el período de luz generalmente de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad (18/6) a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad (12/12).

Si la planta continúa viviendo bajo un régimen de luz de 18/6 horas, permanecerá en la etapa vegetativa y no comenzará a florecer. Esta es una buena idea si está cultivando plantas madre para la clonación.

Semillas de cannabis autoflorecientes

Las semillas de cannabis autoflorecientes producen plantas femeninas que no necesitan condiciones fotoperiódicas para pasar de la etapa vegetativa a la etapa de floración. Están diseñadas para comenzar a florecer en un período de tiempo determinado, a pesar de las condiciones ambientales y los estímulos lumínicos. Esto hace que el Cannabis autofloreciente sea una buena opción para cultivadores principiantes porque no tienen que preocuparse por adivinar si la planta es macho o hembra o cuándo cambiar el fotoperíodo. Tienen ciclos de vida fijos y más cortos, por lo que se desarrollarán más rápido que las cepas fotoperiódicas.

Clonación de cannabis

Cultivar cannabis sin semillas no solo es posible, sino que en realidad es una forma eficaz de cultivar plantas de cannabis.

Los cultivadores suelen clonar la planta que tiene sus rasgos favoritos y / o la que parece más saludable. Esta planta debe estar en la tercera o cuarta semana de crecimiento vegetativo. Los cultivadores suelen tomar los esquejes antes de que aparezcan las preflores. Los clones tienen la misma edad que su madre, por lo que estos esquejes pueden florecer una vez establecidos, aunque sean pequeños; o puedes dejarlos crecer tanto como quieras antes de ponerlos a florar. Los cultivadores se fijan en estas características para tomar una decisión: sabor / aroma, vigor, rendimiento, potencia y apariencia.


Requisitos para el cultivo de cannabis

Medio de cultivo

Las principales funciones y requisitos de un medio de cultivo son: proporcionar apoyo físico a la planta, permitir la respiración de las raíces y retener el agua y los nutrientes disponibles para la planta. Siempre que las raíces tengan espacio, la cantidad adecuada de agua, buena aireación y los nutrientes disponibles, la planta crecerá estable y saludable. Si falta uno de estos factores, la planta experimentará problemas de crecimiento.

Un medio de cultivo, también conocido como sustrato, es el material o mezcla donde las raíces de su planta crecen y prosperan, por ejemplo, tierra, fibra de coco, agua, etc.

Cultivo de cannabis en tierra

La mezcla de tierra es un excelente medio para comenzar a ccultivar, siempre que tenga el equilibrio adecuado entre sólidos (materia orgánica e inorgánica) y espacios vacíos, por donde fluirán el aire y el agua. La aireación es un factor clave para mantener las raíces sanas. Para evitar la compactación del suelo, es necesario agregar materiales como perlita, vermiculita o fibra de coco para que las raíces se desarrollen en los espacios porosos entre las partículas sólidas.

Preparación del suelo Cultivo de cannabis
Preparando la tierra. PH: Neslihan Gunaydin

Hay muchas mezclas de tierra comerciales con nutrientes agregados, por lo que no tienes que preocuparse por aplicar más al principio. También puede preparar su propia mezcla de tierra y agregar los nutrientes necesarios para cada etapa.

Cultivo de cannabis en hidroponía

Cultivar cannabis sin tierra es posible y es uno de los métodos más productivos para conseguir grandes cosechas en pocos meses.

¿Es difícil cultivar cannabis en hidroponía? En absoluto, pero requiere una inversión inicial de tiempo y configuración, y un cuidado adicional.

Plántulas de Cannabis en sistema de hidroponía
Plántulas de cannabis en un sistema hidropónico.
PH: Alicia M

La “hidroponía” incluye muchos métodos populares y eficaces de cultivo de cannabis, en los que las raíces de las plantas se exponen a una solución de agua infundida con nutrientes y bombeada con aire. Puede elegir entre diferentes configuraciones, como el cultivo en aguas profundas, el flujo y reflujo o el sistema de goteo para nombrar algunas de ellas. También hay muchos tipos de sustratos para ayudar a las raíces a anclarse, como la perlita, los guijarros de arcilla y la lana de roca.

Estos métodos son conocidos por ofrecer un rendimiento más rápido y abundante, pero requieren una mayor inversión de tiempo y dinero. En el proceso, deberás monitorear y realizar un seguimiento de los nutrientes de las plantas, controlar los cambios de temperatura, pH y ppm, entre otros factores.

Cultivo de cannabis en fibra de coco

El coco está hecho de fibra de cáscara de coco y es conocido por ser un excelente medio de cultivo. Puede utilizarse solo o mezclado con tierra y perlita para una mejor aireación. Es ideal para evitar la compactación del suelo y retener el agua y los nutrientes sin ahogar las raíces. Como el coco es un medio inerte, es vital añadir la cantidad correcta de nutrientes para cada etapa para alimentar a las plantas si se utiliza solo.

Agua

La calidad del agua varía MUCHO dependiendo de su ubicación.

Puede ir desde agua dura (alto contenido de minerales disueltos) o agua blanda (muy poco contenido de minerales o ninguno). La prueba del pH del agua es crucial para diagnosticar problemas, independientemente de la fuente.

Al cannabis le gusta una lectura de pH entre 6-7.

Agua del grifo o canilla

El agua del grifo o de pozo generalmente está bien con respecto a que tiene niveles de pH correctos (puede necesitar un pequeño ajuste) y un valor bajo de ppm. Normalmente contiene minerales como calcio, magnesio, hierro y cobre que la planta puede utilizar. Por el contrario, el agua filtrada, por ejemplo por OI (ósmosis inversa), puede no tener ningún mineral restante. No se recomienda el agua dura para regar plantas y no se recomienda para clones.

Agua de ósmosis inversa

El cultivo de cannabis con agua de osmosis inversa es otra opción popular en lugares donde el agua limpia y fresca es un recurso escaso. La ósmosis inversa es un método de filtración que puede eliminar hasta el 95-99% de las sales disueltas en cualquier muestra de agua. Se puede utilizar agua filtrada por ósmosis inversa, pero el pH puede ser más difícil de ajustar. Tendrás que añadir todos los micronutrientes y macronutrientes necesarios a la solución de agua.

Nutrientes

Los principales fertilizantes que necesita la planta de cannabis para desarrollarse son el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K).

El N es clave durante el crecimiento vegetativo, con niveles más bajos de P y K. Cuando la planta comienza a florecer, las concentraciones de P y K deben incrementarse progresivamente, mientras que las concentraciones de N se reducen. Por eso existen fertilizantes específicos para el crecimiento vegetativo y la floración.

Otros nutrientes secundarios serán necesarios para el correcto desarrollo de la planta. Se trata de magnesio (Mg), calcio (Ca) y azufre (S).

Por último, los micronutrientes son necesarios pero en una concentración mínima. Se trata de zinc (Zn), manganeso (Mn), hierro (Fe), boro (B), cloro (Cl), cobalto (Co), cobre (Cu), molibdeno (Mb) y silicio (Si).

Varias marcas de fertilizantes ofrecen kits de fertilizantes especialmente formulados para cada etapa con los nutrientes necesarios. Se recomienda comenzar con la dosis indicada por el fabricante o incluso un poco más baja para evitar la saturación y aumentar gradualmente las cantidades hasta lograr los resultados deseados. Ten cuidado que si se excede de las cantidades requeridas, la planta puede sufrir estrés, daños e incluso morir por exceso de fertilización.

Estos kits de fertilizantes ya traen en sus fórmulas todos los elementos químicos esenciales y están en una forma disponible para la planta. Se debe tener especial cuidado con la calidad del agua de riego y el sustrato inicial. La planta necesita un medio de cultivo que le brinde soporte, nutrientes y aireación radicular para poder absorber el agua y la solución fertilizante elegida.

Luz

Los cultivos de cannabis al aire libre que crecen en el suelo prosperan bajo la luz del sol, pero ¿qué pasa con los cultivos de interior?

En primer lugar, las bombillas incandescentes no se recomiendan para cultivar cannabis en ninguna etapa.

Cannabis plant flowering indoors
Planta de cannabis en floración en interior.
PH: Micripper

Estos son los tipos de lámparas más utilizados para el cultivo de Cannabis

Luces fluorescentes (CFL)

Estas son una de las lámparas más baratas y eficaces para el cultivo de Cannabis. Consumen menos electricidad que otras opciones y producen menos calor, tienen un espectro de luz adecuado. Estas lámparas son adecuadas para plantas jóvenes porque no las quemarán. Producen menos rendimiento que las luces LED, pero son mucho más baratas.

Luces de cultivo de descarga de alta intensidad (HID)

Los HID más populares para el cultivo doméstico de cannabis son los haluros metálicos (MH) para la etapa vegetativa. y Sodio de Alta Presión (HPS) para la etapa de floración. Suelen venir con reflector y balasto. Son más caras que las luces CFL y producen mucho calor, por lo que la ventilación es crucial para lograr buenos rendimientos en espacios reducidos con estas luces.

Luces LED

Cultivar cannabis con luces LED se ha convertido en una técnica muy popular en los últimos años. Hoy en día, los paneles de luz LED vienen con un espectro completo de luz que necesita la planta durante todo el ciclo y producen rendimientos más abundantes que otras opciones. No producen mucho calor ni ruido y son muy duraderos, pero pueden resultar costosos al principio. Las luces de cultivo LED vienen en diferentes presentaciones, y depende de cada cultivador encontrar su configuración perfecta.

Distancia de lámparas de crecimiento: qué tan lejos colocar una luz de crecimiento de sus plantas

Consejo: haga siempre la “prueba de la mano”, colocando las manos en la parte superior de las plantas durante 30 segundos. Si siente demasiado calor para su mano, probablemente también sea demasiado para la planta, así que suba la lámpara hasta que la sienta tibia pero no caliente. Sabrás que están recibiendo demasiada luz, porque las hojas parecen rizadas y quemadas. Si este es el caso, sube las luces y haz también la “prueba de la mano”.

Sabrás que tus plantas están recibiendo mucha luz si ves las hojas del abanico apuntando arriba, hacia la luz en lugar de estar en su posición semi-horizontal normal. Esto significa que necesitas posicionar esa luz un poco más lejos (arriba). Si no lo haces, puede resultar en que las colas superiores se quemen o que sus plantas se estresen y crezcan a un ritmo más lento. Además, busca señales de blanqueamiento (las hojas se vuelven blancas) y si ves alguna, hay otra señal de que necesita mover las luces hacia arriba.

Aire

La ventilación es fundamental para que cualquier planta crezca sana y las plantas de cannabis no son una excepción. Cultivar en exterior no presenta ningún problema. En un ambiente interior es clave tener un buen extractor de aire, una entrada constante de aire fresco y un ventilador extra para mover el aire dentro del ambiente. Las plantas crecerán más sanas y fuertes.


Ciclo de vida de la planta de cannabis

Cuando vamos a empezar a cultivar Cannabis, todos nos hacemos la misma pregunta: ¿cuánto tiempo pasa desde la semilla hasta la cosecha? Queremos ver resultados (cogollos) lo antes posible. Si cultivas en interior, el proceso es mucho más corto e incluso puedes controlarlo a tu antojo. Si se cultiva al aire libre, la planta vivirá varios meses a lo largo de su ciclo de vida natural.

Respuesta corta: El cannabis puede tardar de 3 a 5 meses en crecer en interior y hasta 8 meses en exterior.

Germinación de semillas de Cannabis (puede durar 3 a 10 días)

Así comienza la vida de la planta de cannabis. Una semilla viable se ve marrón con algunas rayas, dura al tacto y seca. Si se siente débil o es blanca o verde claro, probablemente sea una semilla sin desarrollar y no producirá una planta sana.

Para germinar, las semillas de cannabis necesitan algo de humedad, aire y agua. Es mejor mantenerlos en un lugar oscuro y húmedo, por ejemplo, entre dos platos en una servilleta húmeda. Cuando la semilla se abre y comienza a mostrar la primera raíz principal blanca, es hora de ponerla en su siguiente medio de cultivo. Esta raíz comienza a desarrollarse y finalmente la planta produce las dos primeras hojas ovaladas, llamadas cotiledones. ¡Ahora es una plántula!

germinación de semillas de cannabis raíz pivotante

Etapa de plántula (2 a 3 semanas)

La pequeña planta de cannabis comienza a producir hojas dentadas, pero no las hojas digitadas que todos conocemos, solo folíolos dentados individuales. A medida que la planta crece, comienzan a desarrollarse nuevas hojas con más folíolos hasta que la planta produce las características hojas digitadas con bordes dentados que todos podemos identificar como hojas de abanico de cannabis. Cuando aparecen estas hojas, la planta entra en la etapa vegetativa.

Etapa vegetativa (3 a 16 semanas)

El tiempo para la etapa vegetativa en interior depende de su preferencia. La mayoría de los cultivadores tienen en vegetativo a sus plantas de interior durante 4-8 semanas, dependiendo del tamaño de planta deseado. Algunas plantas de cannabis pueden comenzar a florecer a partir de la tercera semana de la etapa vegetativa, pero esas plantas serán más pequeñas. Darle a sus plantas más tiempo vegetativo dará como resultado plantas más grandes y más probabilidades de producir mayores rendimientos. La mayoría de los cultivadores optan por dejar que las plantas vegeten más tiempo porque darles más tiempo para crecer da como resultado plantas más grandes.

Para entrar en la etapa de floración en cultivos de interior, el fotoperiodo debe cambiarse a un horario de 12 horas de luz / 12 horas de oscuridad.

Etapa de floración (8 a 12 semanas)

Las fases de floración y de agostamiento son esencialmente la misma cosa, pero en esas 7-9 semanas, las plantas pasan por muchos cambios. Suele dividirse en semanas o tres etapas.

Fase de inicio de la floración

A partir de la semana 1-3 las plantas se estiran y crecen en tamaño y altura, comienzan a florecer (produciendo preflores o “pelos”). Este es el mejor momento para entrenar a tus plantas si quieres hacerlo.

Fase de floración media

A partir de la semana 4-5 las plantas dejan de crecer en tamaño y comienzan a crecer engordando sus cogollos y oscureciendo sus pistilos.

Floración tardía / Fase de maduración

En las últimas tres semanas, los brotes son los que más peso han ganado. Comienza a revisar los tricomas en busca de señales de maduración para saber cuándo cosechar. Recuerda que debes hacer un lavado de raíces antes de la cosecha si usaste fertilizantes químicos.

Recomendamos leer la descripción de cada variedad y seguir sus instrucciones de cultivo. Comienza a monitorear los cogollos con una lupa alrededor de la semana 7, para ver los cambios de color de tricomas y pistilos.

¿Cuánto tiempo dura la fase de floración?

La duración de la etapa de floración varía entre las diferentes cepas.

El período de floración de las cepas índicas suele ser de unas 8 semanas, pero puede tardar hasta 10 semanas. Las cepas sativa pueden tardar hasta 10-12 semanas. Normalmente, las cepas híbridas tardarán entre 6 y 10 semanas en desarrollarse por completo.

Alrededor de la semana 8 de la etapa de floración, los cogollos comenzarán a engordar rápidamente. Verás que los tricomas y los pistilos están madurando y cambiando de color. Depende de cada cultivador el momento de la cosecha, dependiendo de los efectos y sabores deseados. Por lo general, cuando los tricomas se vuelven transparentes a un color lechoso / blanquecino (y tal vez el 10% de ellos se vuelven ámbar), la planta está lista para la cosecha.

Seguimiento de su cultivo con Grow with Jane

¿Te gustaría hacer un seguimiento de sus cultivos y saber cómo llevar registro sobre el cultivo de cannabis? La aplicación y plataforma Grow with Jane es la herramienta perfecta para planificar y monitorear sus cultivos. Obtendrás un diario completo de las plantas o Growlog con todas sus fotos, datos, recordatorios y notas. Todo en un solo lugar.

Grow with Jane App Vista de Inicio

Grow with Jane, la app para cultivadores de Cannabis hogareños

Monitorea tus actividades y plantas.

Planifica y crea recordatorios que se repiten.

Recibe consejos contextuales adaptados a tu cultivo.

Comparte tu trabajo con una comunidad de personas afines mientras aprendes cómo cultivar mejor.

Descarga Grow with Jane

Cosecha de cannabis en casa

Tus plantas finalmente están listas, o eso es lo que piensas. ¿Cómo saber cuándo cosechar tus plantas de marihuana? ¡Míralas y te lo mostrarán!

Cuando cosechar mis plantas de marihuana

Los pistilos son esos pequeños “pelos”. Comienzan blancos y, a medida que la planta madura, se oscurecen y se rizan hasta que se vuelven marrones. Los tricomas son pequeñas glándulas de resina (parece “escarcha”) y también cambian de color a medida que maduran.

Cogollos de cannabis con tricomas blancos
Tricomas blancos de los cogollos de cannabis. PH: caliz-sq

Necesitarás una lupa para verlos correctamente, parecen piruletas. Los tricomas comienzan claros y transparentes. Cuando se vuelven de color blanco lechoso y algunos de ellos son de color ámbar, ese es el mejor momento para cosechar. Si todos son de color ámbar / marrón, probablemente sea demasiado tarde.

Mire siempra los cogollos con una lupa o lupa y busca:

Pistilos
  • 50-70% marrón – cogollo joven y liviano
  • 70-90% marrón – cogollo maduro y fuerte
  • 90-100% marrón – cogollo demasiado fuerte, quizás pasado
Tricomas
  • Tricomas transparentes: espera un poco más
  • Tricomas blanco lechoso / ámbar: listos para la cosecha
  • Todos los tricomas ámbar – demasiado maduros

Preferimos observar la evolución de los tricomas porque es un método más preciso. Los pistilos pueden cambiar de color debido a modificaciones ambientales como alta humedad y no necesariamente porque la planta está lista para cosechar.

Cómo cosechar plantas de marihuana

Corta la planta por la base y fíjala (colgando boca abajo) con un alambre o similar. Cortar las hojas grandes de abanico y conservar las hojas de azúcar con tricomas. Recorte sus cogollos como desee antes de secarlos y curarlos.

Cómo secar la marihuana

Cuelga toda la planta para que se seque boca abajo con un alambre o similar, o cuelga las ramas individuales. Enciende un ventilador y apúntalo justo debajo de los cogollos, manteniendo la humedad en torno al 45% y la temperatura por debajo de los 20º Celsius. Asegúrate de que la habitación está a oscuras y de que el extractor está en marcha.

El proceso de secado puede durar de 10 a 14 días. Míralos todos los días y asegúrate de que no crezca moho. Si encuentra alguno, corte ese cogollo y tíralo antes de que crezca en todos los demás.

La exposición al oxígeno y la luz provoca la degradación del THC. Para proteger tus preciosos cogollos, guárdalos en recipientes cerrados, en un lugar oscuro y por debajo de los 20ºC.

Cómo curar la marihuana

Guarda los cogollos en frascos de vidrio o similar y ábrelos una vez al día durante 2 semanas.

No intente acelerar este proceso. Los capullos necesitan tiempo para secarse y curarse para mejorar el aroma (terpenos) y sacar los mejores sabores del cogollo. El curado afecta el olor de los cogollos al descomponer la clorofila, eliminando el sabor a “pasto verde”.

Cómo cosechar plantas de cannabis en interior: guía para principiantes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.