En este artículo aprenderás los fundamentos de los nutrientes para plantas de cannabis para empezar a cultivar. Por ejemplo, cómo leer las etiquetas de los nutrientes, qué es el NPK y cuándo cambiar a los nutrientes de floración. Empezaremos con una forma simple de cultivar cannabis en casa: plantas en contenedores o macetas con un medio de cultivo como la tierra.

Las plantas necesitan algo más que agua para crecer. Esto significa que deben tener ciertos nutrientes para que las plantas crezcan sanas y desarrollen flores o cogollos con buen sabor y aroma. Hay muchas formas de suministrar nutrientes a nuestras plantas.

Tipos de fertilizantes

Los fertilizantes son productos fabricados para “alimentar” a las plantas con micro y macro nutrientes. Sigue leyendo para aprender sobre ellos.

Los programas de nutrientes para el cultivo de cannabis pueden incluir nutrientes orgánicos, químicos o sintéticos, o una mezcla de ambos. Todas estas opciones están bien y tienen sus pros y sus contras. Puedes elegir la mejor en función de tus preferencias, ubicación, disponibilidad y presupuesto.

Fertilizante químico

Los fertilizantes químicos o sintéticos diseñados para el cultivo de Cannabis están hechos con proporciones NPK precisas. Son una buena opción porque tienen los micro y macronutrientes para cada etapa. Los nutrientes de los fertilizantes químicos están disponibles casi de inmediato para que las plantas los absorban. Esto permite un crecimiento rápido y saludable. Esa inmediatez es muy importante cuando hay que corregir rápidamente las deficiencias de nutrientes. Los fertilizantes químicos son una gran opción para cultivadores que quieren cosechar cogollos grandes y pegajosos y maximizar su tiempo de cultivo.

Los cultivadores deben seguir las instrucciones y los calendarios de aplicación de los fertilizantes químicos para evitar la sobrefertilización o la quema de nutrientes. El exceso de fertilización puede dañar, retrasar la floración o incluso matar a las plantas, así que ten cuidado. Usa la app Grow with Jane para planificar y establecer recordatorios.

Fertilizante orgánico

Los fertilizantes naturales y orgánicos se producen de forma natural con fuentes minerales (piedra caliza), desechos animales (estiércol, guano) o sustancias de origen vegetal (compost, extracto de algas). Los fertilizantes orgánicos se han utilizado durante siglos para lograr plantas fuertes, saludables y vigorosas. Algunos nutrientes orgánicos se venden como “materias primas”, como el guano o la harina de hueso, que pueden necesitar ser compostados o tratados. Los fertilizantes de guano se elaboran con excrementos de murciélagos y aves marinas.

También hay compuestos elaborados listos para usar como compost de lombrices de tierra o vermicompost. El humus de lombriz (excrementos de lombrices) se utiliza para hacer vermicompost, un tipo de fertilizante o humus lleno de microorganismos beneficiosos y materia orgánica.

Fertilizantes orgánicos vs químicos

Ambos métodos pueden dar grandes resultados si se llevan a cabo correctamente. Los fertilizantes químicos tienen la ventaja de disponer de los elementos necesarios de forma inmediata para que la planta los asimile. Por otro lado, hay que tener cuidado con el estrés por exceso de nutrientes o las quemaduras cuando se aplican nutrientes químicos. Sigue siempre las instrucciones y empieza con una dosis más baja y luego la aumentas gradualmente.

Las opciones orgánicas suelen ser más respetuosas con el medio ambiente que sus homólogas químicas. Algunos compuestos orgánicos pueden tardar más tiempo en el suelo para transformarse en elementos que la planta pueda absorber. La mayoría de los estiércoles animales (de conejo, caballo, gallina, oveja, etc.) necesitan ser compostados antes de su uso y tienen diferentes tiempos de descomposición.

Preparar los nutrientes de las plantas de cannabis en el suelo
Preparación de la tierra con nutrientes y perlita.

Micronutrientes y macronutrientes para plantas de cannabis

Las plantas toman macro y micronutrientes (elementos) del suelo, el aire y el agua. Los nutrientes necesarios se dividen entre macro y micro, lo que significa que las plantas de cannabis necesitan macronutrientes en mayor cantidad.

El carbono (C), el oxígeno (O) y el hidrógeno (H) son los elementos básicos y las plantas los toman del aire y del agua. Hay que mantener una buena aireación dentro de la tienda o cuarto de cultivo para asegurar de que las plantas reciben la cantidad correcta de carbono y oxígeno del aire. Una buena fuente de agua también es vital para las funciones básicas de las plantas. El agua debe provenir de una fuente segura. El agua del grifo está bien, utiliza agua embotellada si no hay agua potable en tu zona. Los filtros de carbón y otros filtros de agua son excelentes para el riego de Cannabis porque filtran el cloro y otros componentes. También puedes dejar el agua en un cubo o botella durante 24 horas para que el cloro se evapore.

¿Qué es NPK?

Los macronutrientes implicados en la nutrición vegetal son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), se conocen con el acrónimo NPK. Son necesarios para que las plantas de cannabis crezcan fuertes, sanas y obtengan una cosecha final importante.

Macronutrientes secundarios y micronutrientes

Los macronutrientes secundarios son el calcio, el magnesio y el azufre. Junto con los macronutrientes básicos, las plantas también necesitan estos elementos para crecer sanas.

Los micronutrientes, como el manganeso, el boro, el hierro, el molibdeno, el zinc y el cobre, están presentes en la mayoría de los abonos, pero en menor cantidad que los macronutrientes.

Cómo leer los números de fertilizantes

Es normal confundirse y sentirse abrumado por la cantidad de productos diferentes que se denominan “nutrientes de cannabis”. A medida que aprendas más sobre los nutrientes, podrás leer con fluidez las etiquetas de los fertilizantes. Por ahora, solo hay algunas cosas que necesita saber.

Si estás planeando utilizar nutrientes para el cannabis debes aprender cómo leer las etiquetas de los fertilizantes.

La mayoría de las etiquetas de los fertilizantes tienen tres números que representan los principales nutrientes para las plantas: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Se representan con las iniciales “NPK”. Estos números representan el porcentaje de cada nutriente en la solución. Por ejemplo, NPK 4 – 15 – 13 significa que un abono tiene un 4% de nitrógeno, un 15% de fósforo y un 13% de potasio.

El Cannabis tiene sus propios requisitos en cuanto a las proporciones de cada nutriente que necesita en cada etapa de desarrollo. Esto significa que un abono multiuso con NPK 16-16-16 puede ser estupendo para tu jardín, pero no será tan bueno para tu planta de cannabis.

No hay una única fórmula correcta con las proporciones perfectas de NPK, o todas las marcas harían lo mismo. En cambio, hay un cierto equilibrio que debe mantener, pero los porcentajes pueden variar según el producto o la línea de productos.

nutrientes para plantas de cannabis ratios npk

Fertilizante NPK

Podemos encontrar los nutrientes esenciales para las plantas de Cannabis en diferentes productos fertilizantes. Estos productos suelen estar creados para cada una de las etapas de la planta. Es normal que haya una tabla de medidas y un calendario en la etiqueta o sitio web del fertilizante.

  • Fertilizantes con un alto % de N (nitrógeno) y un menor % de P (fósforo) y K (potasio): Normalmente destinados a la fase vegetativa. Por ejemplo NPK 9-5-8.
  • Fertilizantes con un menor % de N (nitrógeno) y un mayor % de P (fósforo) y K (potasio): Normalmente destinados a la fase de floración. Por ejemplo NPK 5-9-9.

No todos los fertilizantes tienen la misma cantidad de nutrientes. Es clave leer la etiqueta de cada producto y seguir las guías de cantidades y los calendarios para evitar el exceso o la carencia de nutrientes. La observación es vital ya que la planta nos dará señales físicas de falta o exceso de nutrientes.

Algunos productos están diseñados para ser aplicados desde el principio hasta el final del cultivo. ¡Sigue siempre las instrucciones del fabricante!

Planta de cannabis en fase vegetativa alimentada con abono NPK (sin carencias)

Diferencia entre fertilizantes y suplementos para el Cannabis

Los suplementos son sustancias que se utilizan para mejorar las condiciones físicas del suelo, ayudar a las plantas a crecer o para aumentar el rendimiento. Algunos ejemplos son los inoculantes microbianos, los agentes humectantes, los ácidos húmicos y fúlvicos y los composts. Pueden incluir algunos micronutrientes.

Cuando un producto tiene un porcentaje muy bajo de NPK probablemente sea un suplemento y no un fertilizante.

Por ejemplo, los productos con NPK 1,5 – 0,1 – 3,5 son suplementos, no los fertilizantes principales.

Al empezar, es mejor concentrarse en tener al menos un fertilizante base para la fase vegetativa y otro para la fase de floración con las proporciones de NPK mencionadas anteriormente (ver tabla). Una vez cubierto esto, puedes añadir suplementos para dar un impulso a tus plantas. Si comienzas a fertilizar sólo con suplementos en la etapa de floración, las plantas probablemente desarrollarán graves deficiencias porque las proporciones de P (fósforo) y K (potasio) no son suficientes. Esto puede dar lugar a una floración escasa o nula y a cosechas muy pequeñas.

Nutrientes para la etapa vegetativa

La etapa vegetativa dura entre 4 y 12 semanas (o más) y, durante este periodo, la planta necesita una cantidad importante de luz y nutrientes. Es clave suministrar nutrientes en la fase vegetativa para que las plantas crezcan sanas.

Las plantas de marihuana necesitan altos niveles de nitrógeno (N), especialmente en esta fase de crecimiento, ya que es el nutriente encargado de regular la producción de proteínas. También es el responsable del crecimiento de las hojas y los tallos, lo que se reflejará en el futuro tamaño y la fuerza general de la planta.

Los fertilizantes para la fase vegetativa contienen un alto porcentaje de N (nitrógeno) y un porcentaje menor de P (fósforo) y K (potasio). Por ejemplo, NPK 9-5-8

La carencia de nutrientes más común en la fase vegetativa es la de nitrógeno. La deficiencia de nitrógeno se manifiesta en el amarillamiento de las hojas viejas en la parte inferior de la planta, y toda la planta se vuelve de color verde claro. Si las puntas o los bordes de las hojas se vuelven marrones, o el color verde del follaje se vuelve más oscuro, las plantas podrían estar sufriendo una toxicidad de nutrientes o una sobrefertilización de nitrógeno.

Planta de Cannabis en fase vegetativa alimentada con los nutrientes adecuados (sin carencias)
Cannabis en etapa vegetativa — semana 5
Cannabis en etapa vegetativa – Ligera deficiencia de nitrógeno (hojas amarillas)

Nutrientes durante la etapa de floración.

La etapa de floración en las plantas de marihuana es el periodo en el que crecen sus flores o cogollos.

En esta fase se produce un elevado consumo de nutrientes, principalmente de fósforo y potasio. Para suministrar estos elementos a la planta, lo mejor es aplicar una solución fertilizante a lo largo de la fase de floración. A diferencia de la fase vegetativa, cuando comienza el proceso de floración, la planta necesita menos nitrógeno.

Los fertilizantes para la fase de floración contienen un porcentaje menor de N (nitrógeno) y un porcentaje mayor de P (fósforo) y K (potasio). Por ejemplo, NPK 5-9-9

Fertilizar adecuadamente las plantas durante la fase de floración dará como resultado un desarrollo saludable de la planta y una cosecha abundante, que es lo que todo cultivador desea.

Los bioestimulantes y suplementos para la etapa de floración aumentan y optimizan la absorción de los fertilizantes, lo que da lugar a flores más gruesas y compactas con un mejor sabor. También promueven la producción de terpenos y cannabinoides y aumentan la resistencia natural de las plantas contra las enfermedades y el estrés.

Planta de cannabis alimentada con nutrientes - ph: brian-jonesunsplash
Planta de cannabis alimentada con nutrientes (sin carencias)
planta de cannabis con nutrientes
Etapa final de floración del cannabis – ligero exceso de nutrientes (puntas de las hojas quemadas)

Preguntas frecuentes sobre los nutrientes para plantas de Cannabis

¿Cuándo debo comenzar a alimentar mis plantas con nutrientes?

Puedes empezar a dar nutrientes a sus plantas en cuanto les hayan salido 2 o 3 pares de hojas. Algunas marcas de fertilizantes comienzan el programa de nutrición después de una semana o dos desde la germinación, durante la fase de plántula. La dosis será significativamente menor para una plántula, así que ten cuidado de seguir las instrucciones para evitar el exceso de nutrientes. Dependiendo del medio de cultivo seleccionado, los nutrientes serán necesarios antes o después. Algunas mezclas de tierra vienen con nutrientes para las primeras 3-4 semanas. Evita la doble fertilización y el riesgo de quemarlas leyendo cuidadosamente lo que contiene la mezcla y cómo proceder.

¿Debo usar nutrientes cada vez que riego?

Algunos fertilizantes están diseñados para aplicarse con cada riego, otros productos están destinados a aplicarse una vez a la semana con riego y el resto de la semana solo se les da agua. Sigue siempre la tabla de nutrientes proporcionada por la marca de fertilizante para saber exactamente con qué frecuencia fertilizar. Lleva un registro del programa de nutrientes para evitar deficiencias o excesos de nutrientes, que pueden dañar gravemente sus plantas.

Planta de Cannabis lista para recibir nutrientes - Grow with Jane - ph: Lopez Unsplash
Planta de Cannabis lista para recibir nutrientes

¿Cuándo cambiar a los nutrientes de floración?

Cuando veas los primeros signos de etapa de floración y la planta comienza a desarrollar pistilos, el proceso de floración ha comenzado. Puedes aplicar nutrientes de floración a partir de la semana 4 o 5 de la etapa vegetativa si planeas cambiar pronto a floración.

Si quieres dar a tus plantas un periodo vegetativo más largo, puedes cambiar a los nutrientes de floración cuando la planta sea lo suficientemente grande para adaptarse al ambiente de cultivo. Hay que tener en cuenta que las plantas se estiran un poco más cuando cambia el fotoperiodo y calcular su altura o considerar el LST (Low-stress training). También hay que cambiar el fotoperiodo (horas de luz) de 18/6 a 12/12 si cultivas semillas regulares para provocar la floración.

Primeros signos de la etapa de floración en la planta de Cannabis hembra (comienza con los nutrientes de floración)

¿Con qué frecuencia debo aportar nutrientes a mis plantas?

Algunos fertilizantes deben aplicarse con cada riego, mientras que otras marcas aconsejan aplicarlos solo una vez a la semana. Algunos suplementos deben aplicarse una vez al mes, o cada algunas semanas. Lee las instrucciones y establece recordatorios en el calendario de la aplicación Grow with Jane para evitar que se te olvide o se te pase la dosis.

¿Cuándo debo dejar de darle nutrientes a mis plantas?

Durante la última semana (o dos) de la floración, muchos cultivadores dejan de alimentar sus plantas de Cannabis con nutrientes y empiezan a regar solo con agua. Los cultivadores “lavan las raíces” de sus plantas para evitar o minimizar el sabor “químico” en las flores cuando se han utilizado fertilizantes químicos. Cerca de la fecha de cosecha, los pistilos van a tener un aspecto marrón y rizado, mientras que los tricomas van a tener un aspecto más bien lechoso o ámbar/marrón. Lee nuestro artículo para saber cuándo cosechar y cómo lavar las raíces de las plantas de Cannabis.

pistilos naranjas - cerca de la cosecha